Cotiza con Nosotros

+511 988 628 023

Novedades

Beneficios de tener tu casa asegurada

Solo un 3% de inmuebles en el Perú cuenta con un seguro. Este puede proteger la edificación y hasta tus pertenencias ante eventos como aniegos, sismos o incendios.

Debido al enorme aniego causado por la rotura de una tubería matriz en San Juan de Lurigancho (SJL), más de dos mil personas han resultado damnificadas. El ministro de Vivienda, Javier Piqué, informó ayer que ya había 232 predios registrados con daños diversos.

Si bien el ministro Piqué garantizó que un seguro contratado por Sedapal con Mapfre cubrirá todos los daños por 10 millones de soles, no siempre se tiene ese respaldo.

“Hoy, en el Perú, solo el 3% de las viviendas están aseguradas. Tener un seguro domiciliario permite afrontar con éxito cualquier tipo de catástrofe: un sismo, un maremoto o episodios como el ocurrido el domingo en SJL, que activa la cobertura de daños por agua”, explica Eduardo Chavéz, gerente legal de  la Asociación Peruana de Empresas de Seguros (Apeseg).

Un seguro de este tipo puede cubrir tanto daños por agua de la red pública –como el aniego ocurrido en SJL- o de la red privada, como un grifo que fue dejado abierto o una fuga en tuberías dentro de la vivienda. “Se puede cubrir tanto la  infraestructura como el contenido de la vivienda. Esto incluye todo lo que tienes en tu domicilio: muebles de sala, electrodomésticos, incluso, joyas y objetos valiosos”.

Presentado un siniestro, la compañía aseguradora puede solicitar una declaración jurada que indique los bienes perdidos. En caso de objetos valiosos, puede solicitar los comprobantes de pago. Por eso es importante escanearlos y tenerlos guardados online.

“Si decides asegurar solo la edificación, el precio promedio de la póliza es del 0.2% del valor de la vivienda. Así, si tengo una propiedad que cuesta S/ 200 mil, estamos hablando de un pago de alrededor” de S/ 400 al año. Si prefieres asegurar también el contenido, la tasa variará mucho de acuerdo a tus pertenencias”, aclara Chavéz.

Para establecer el riesgo y las primas, la aseguradora también toma en cuenta la ubicación del inmueble. Por ejemplo, una vivienda frente al mar va a tener un mayor riesgo ante un maremoto que otra que está ubicada en el centro de la ciudad.

De otro lado, es necesario diferenciar los casos de seguros para  un departamento o una casa.

“Si yo soy dueño de una  casas, y esta se destruye, la compañía me va a indemnizar de acuerdo al valor de reconstrucción por metro cuadrado. En ese caso, yo aún poseo el terreno de la casa y así estaré en capacidad de reconstruir mi inmueble en las mismas condiciones que tenía antes del siniestro”.

La figura es diferente si la propiedad que se va a asegurar es un departamento dentro de  un edificio o condominio.

“En caso, la compañía de seguros me pagara el valor comercial del departamento para que con ese monto pueda comprar uno similar. La  única posibilidad de asegurar todo un edificio al valor de reconstrucción es si todos los propietarios se ponen de acuerdo para asegurarlo”, finaliza Chavéz.

 

Fuente:

Publimetro Perú, 15 de Enero del 2019.

Fuente:

SEGUROS PERSONALES

INGRESAR

SEGUROS EMPRESARIALES

INGRESAR